Esposa Mía

Esposa MíaCuando llegues a mi vida,
lee esto por favor.

No soy perfecto y no espero que tú lo seas,
sólo espero que me ames
y te sientas mejor persona a mi lado.

Sólo quiero a Una mujer, dispuesta a escucharme,
que me acepte y alivie mis cargas cuando llegue a nuestra casa.

Una mujer, en donde mis talentos y cualidades se fortalezcan y me sienta con la libertad de superarme.

Una mujer, que me apoye, con amor, ternura y respeto, con cada paso que doy en los días que llegan y se van y que a veces confunden mi existencia por querer ser mejor
y que en ocasiones… no logro.

Una mujer, que prefiera estar a mi lado,
que estar con cualquier otra persona,
por más cercana y buena que sea.

Una mujer, que esté dispuesta a mejorar cada día para dar el ejemplo con su propia vida a su familia, sosteniéndola con valores y principios sólidos llenos de amor.

Una mujer, fuerte y con el carácter de una leona,
pero con la dulzura y sabiduría para expresarse,
sin querer pasar por la autoridad de su esposo.

Una mujer, que acepte que discutir con orgullo y soberbia es perder cuando empieza, pero discutir con amor y grandeza es ganar al final.

Una mujer, que acepte de su esposo un anillo de diamantes con la misma alegría, amor y entusiasmo que al regalarle una rosa en la calle.
Una mujer, que sea la base y el pilar de su hogar y que acepte con sabiduría espiritual la cabeza del mismo.

Una mujer, emprendedora, confiable, sabia, amiga y siempre novia que enamore a su esposo sin cansancio cada día.

Una mujer, siempre limpia, femenina, que no necesite llenarse de maquillaje para sentirse hermosa, pero que siempre este bella para su esposo.

Una mujer, decidida, dispuesta a luchar por su familia, con tenacidad en cada una de las adversidades de la vida.

Una mujer, perseverante en atender a su familia para mantener la armonía de su hogar.

Una mujer, que no sea perfecta, pero que cada día se esfuerce por ser mejor mujer, madre, esposa, compañera leal, amante y cómplice del amor entre su esposo y ella.

Yo no soy perfecto, pero si te encuentro te prometo que te amaré por siempre y te llenaré de felicidad cada minuto de mi vida, sin cansancio te protegeré y estaré pendiente de ti y tus deseos como mujer, hasta el punto de dar mi vida por la tuya, pues estoy convencido de que eres más importante, por ser la mujer que amo y la madre de mis hijos.

Agradezco a reportergimmi™ por su hermosa fotografía que acompaña mi poema.

Tu Poeta – Alex campos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...