Skip to content

La Escalera de la vida


Camino a la luz
Foto de atwose

Un hombre que llora, porque pierde un partido,
una mujer que sufre, porque pierde a su hijo.

La vida me ha demostrado, que el dolor es relativo,
y que vivo en un mundo, en donde todos somos desagradecidos,
sin darnos cuenta que Dios con la vida nos ha bendecido.

Un hombre que sin piernas ni manos es más feliz que nosotros que lo tenemos todo;
nos quejamos porque sin dones vivimos,
cuando la verdad es que nos da miedo
y/o pereza descubrirlos por nosotros mismos.

Un hombre sin manos predica cantando la verdad de la vida tocando su guitarra con sus pies
y a pesar de que para el mundo era algo imposible,
él lo hizo sin temor a desfallecer.

Te escondes y huyes de la realidad,
creyendo que si no te tocan nada te pasará,
sufres y lloras, y te atormentas arrepentido
de lo que hiciste o dejaste de hacer,
despierta de una vez,
corta el árbol de tu vida que te impide
ver el inmenso bosque que existe ante ti.

Vives y mueres…
nuestras vidas son solo instantes de la existencia,
la única fórmula mágica es hacer que el número de instantes felices sea mucho mayor que los instantes tristes;
la vida no es más que el camino prolongado a la muerte.

Reflexionemos y demos gracias a Dios
por todo lo que somos, tenemos y sentimos,
no olvidemos que cada error que cometemos es la base de nuestra escalera personal de sabiduría,
y no seamos tan crueles juzgando a los que están construyendo su propia escalera de sabiduría.

No seamos en el mundo parte del porcentaje perdedor,
mediocre y miedoso; arriesguemos, cambiemos, movámonos,
no sigamos buscando en los demás el culpable de nuestros errores,
aceptemos lo que viene con honor y respeto.

Porque es producto de nuestras decisiones.

No esperemos que el mundo cambie,
mejor cambiemos nosotros primero
y esperemos que el mundo acepte nuestro pequeño cambio.

Att:
Alguien construyendo su propia escalera de la vida.
Christian Sarmiento

Published inPoesíaReflexiones

3 Comments

  1. Un gran ejemplo de vida Tony Melendez para los que se preguntan ¿dónde están los milagros?

    Hay tantas personas que ven la vida de una forma tan normal que no valoran lo que realmente tiene importancia, lo que realmente debe valer la pena.

    De regreso en casa, amanecí en mi cama, me despertó mi mamá, después de un tiempo fuera, casi lloro al abrir mis ojos y ver mi cuarto, mis cosas ¡Estoy en casa! Aunque no sé cuanto tiempo estaré aquí, pero creeme, lo estoy disfrutando más que nunca…

    Saludos, besos, abrazos y un montón de cariño para ti, mi Chris…

  2. Anónimo Anónimo

    Todos somos privilegiados con el simple hecho de estar vivos, de poder respirar, pensar, expresarnos y soñar, aunque seamos ciegos, sordos, mudos, aunque nos falte alguna parte de nuestro cuerpo, en nuestro corazón y en nuestra mente tenemos el poder de ser felíz, solo es cuestión de desición, de concentrarnos en lo realmente importante y lo realmente importante es aquello que nos produce felicidad.

    Decidamos ser felices…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: